Archivo de la etiqueta: interferón beta

Elementos del Betaconnect

Siguiendo con la presentación del autoinyector Betaconnect para Betaferon®, voy a describir los elementos que lo componen:

  • En el exterior:
betaconnect elementos exteriores

 

Botón de encendido ON/OFF: permite encender el Betaconnect pulsándolo dos segundos. Cada vez que se enciende, el dispositivo realiza un autodiagnóstico.
Barra luminosa: si aparece de color verde, nos informa del nivel de batería. Cuatro rayas significan 100%, y una raya quiere decir que resta un 25%. Si esta raya parpadea, se disponde energía suficiente para una inyección, pero debemos cargar el Betaconnect inmediatamente después. En caso de que no haya energía ni siquiera para una inyección, el botón ON/OFF aparecerá de color naranja parpadeante, y tendremos que cargarlo antes de usarlo. Cuando el Betaconnect se está cargando, cada una de las cuatro rayas parpadea sucesivamente hasta que se iluminen sin parpadear cuando la carga esté completa y el autoinyector se apague. La barra luminosa aparecerá de color azul durante el proceso de inyección. En la función recordatorio, la raya superior de la barra luminosa parpadeará con una luz azul.
betaconnect bayer
Botón de inyección: es un botón circular blanco con un borde que se ilumina con una luz azul continua cuando se ha cargado la jeringa en el Betaconnect, y que parpadea cuando se activa el mecanismo de seguridad.
Botón de apertura de la tapa: es el botón azul que se encuentra en el lateral del autoinyector, y al presionarlo se abre la tapa.
Mecanismo de seguridad: es la zona del Betaconnect que se apoya en la piel del lugar de la inyección. Cuando entra en contacto con la piel, este mecanismo se desliza levemente hacia el interior del dispositivo y el botón de inyección se ilumina con una luz azul parpadeante.
betaconnect mecanismo de seguridad
Puerto micro USB: se encuentra en la parte superior del dispositivo, donde se conecta el cable USB para cargarlo.
betaconnect micro usb

 

  • Una vez abierta la tapa, en el interior del Betaconnect tenemos:
betaconnect elementos interior

 

Emplazamiento de la jeringa: es la zona donde se coloca la jeringa, que debe coincidir con las marcas impresas en color blanco.
betaconnect emplazamiento de la jeringa
Ajuste de la función de recordatorio: por defecto, viene activada en el Betaconnect de forma que cada 48 horas después de cada inyección, sonará un pitido intermitente cada 15 minutos y una luz azul parpadeante se encenderá en la barra luminosa durante una hora. Se pueden silenciar tanto la luz como el pitido pulsando el botón de encendido ON/OFF. Para silenciar el pitido hay que pulsar el botón de inyección o abrir la tapa. Si queremos prescindir del recordatorio, desplazamos el interruptor de forma que quede bajo el icono de la campana tachada con una cruz.
betaconnect recordatorio
Ajuste de velocidad de inyección: puede ser lenta, media o rápida. Por defecto, el Betaconnect viene con la velocidad media de inyección. Para cambiar a velocidad rápida, ponemos el interruptor bajo el símbolo de las dos flechas, y para seleccionar la velocidad lenta, colocamos el interruptor bajo el icono de la flecha que está sin rellenar completamente.
betaconnect velocidad de inyección

 

Ajuste de profundidad de inserción: la aguja se puede insertar a profundidades de 8, 10 ó 12 mm. Basta con desplazar el interruptor bajo el número deseado. La profundidad ajustada por defecto es de 12 mm. Es recomendable consultar con un profesional cuál es la profundidad adecuada para cada uno.
betaconnect profundidad de inyección

 

Ahora que ya conocemos las partes del Betaconnect, próximamente veremos cómo funciona.
Información y fotos extraídas del manual de instrucciones de Betaconnect y propias.

Tratamientos modificadores de la esclerosis múltiple

El interferón beta es el primer tratamiento aprobado para la esclerosis múltiple remitente-recurrente. Se incluyen Avonex®Betaferon®Extavia® y Rebif®; todos indicados para las formas de EM que cursan con brotes. El primero en salir al mercado fue Betaferon®, en 1993. Estos medicamentos son inyectables, bien por vía intramuscular o por vía subcutánea (bajo la piel), y los pacientes reciben instrucciones para la correcta administración en sus casas, ayudándose de jeringas precargadas o dispositivos autoinyectores. La frecuencia de las inyecciones varía desde una vez por semana a una inyección cada 48 horas, en función de la dosis y del tipo de medicamento.
Los principales efectos secundarios del interferón beta son los síntomas pseudogripales y las reacciones en el lugar de la inyección. Los síntomas pseudogripales incluyen fiebre, escalofríos, sudores, dolor muscular y cansancio. Para calmar estos síntomas, se recomienda tomar ibuprofeno, paracetamol o naproxeno unos minutos antes o después de cada inyección. Para aliviar las reacciones en la piel, como hinchazón, enrojecimiento y dolor, es conveniente que la inyección esté a temperatura ambiente; aplicar
frío antes y después; y rotar las zonas de inyección.
Otros efectos secundarios más serios pero menos comunes del interferón son reacciones alérgicas, depresión y problemas de hígado. Es necesario realizar análisis de sangre periódicamente para
controlar la función hepática. Algunos pacientes podrían desarrollar anticuerpos y volverse inmunes al interferón beta, lo que requeriría un cambio de tratamiento. No todos los pacientes experimentan los mismos efectos secundarios con la misma frecuencia. Por ejemplo, los síntomas pseudogripales pueden ser más comunes al comienzo del tratamiento.
Otro tratamiento de primera línea: Copaxone®
Copaxone® (acetato de glatirámero) fue aprobado en 1996 para tratar la esclerosis múltiple remitente-recurrente. A fecha de mayo de 2013, era el medicamento prescrito más frecuentemente para las formas con brotes. Copaxone® se administra a diario mediante una inyección subcutánea. Los efectos secundarios típicos incluyen reacciones en el lugar de la inyección, rubor, dolor en el pecho y reacciones después de la inyección que suelen durar de 15 a 30 minutos y desaparecen sin tratamiento, como ansiedad, palpitaciones y dificultad para respirar.
Para estados más avanzados: Tysabri®
Tysabri® (natalizumab), aprobado en 2006, se utiliza en pacientes con brotes que no toleran o no han respondido a tratamientos como los anteriores. Se administra cada 4 semanas (una vez al mes) mediante infusión por vía intravenosa en un hospital de día. Es incompatible con otros tratamientos para esclerosis múltiple. Algunos pacientes podrían desarrollar una rara enfermedad llamada leucoencefalopatía multifocal progresiva (PML por sus siglas en inglés), causada por el virus JC, para la cual no hay un tratamiento específico. Por eso en algunos países se estableció una distribución restringida de Tysabri® que asegura un control estricto de su administración y una respuesta más rápida a cualquier posible efecto secundario severo.
Estos tratamientos modificadores de la esclerosis múltiple ayudan a reducir el número y la frecuencia de los brotes, así como la progresión de la enfermedad. Los brotes normalmente se tratan con corticoesteroides para reducir la inflamación, por ejemplo prednisona oral o metilprednisolona intravenosa (Solu-Medrol®). La plasmaféresis se ha utilizado para tratar síntomas severos en algunos pacientes que no responden a los corticoides.
Información de: