Un mes sin tratamiento

A medida que pasan los días poco a poco voy recuperando del brote y ahora me encuentro mucho mejor. El neurólogo lo confirmó en la revisión de la semana pasada.

Este último mes la única medicación que he tomado ha sido la prednisona por vía oral siguiendo la pauta descendente. Desde que salí del hospital y por orden de mi neurólogo dejé de tomar el Lioresal y de pincharme el Betaferon. Todavía se me hace raro vivir sin las inyecciones. Se me hace raro, pero no lo echo de menos. Además, me siento menos cansada y mi piel lo nota y lo agradece. Lo del Lioresal, simplemente no funcionó. No estábamos hechos el uno para el otro.

En general tengo buenas sensaciones, pero también siento una mezcla de intriga, miedo, nervios e incertidumbre. Durante este tiempo he pensado: “Estoy sin tratamiento, ¿qué pasará? ¿Un nuevo brote? Pero si aún no me he quitado de encima este último…” Me consuelo pensando que el montón de corticoides que he tomado aún me estará “protegiendo” de alguna manera.tratamiento

Me ha hecho pensar en que puede haber pacientes que por encontrarse bien no le ven sentido a la medicación, pero recordad que la esclerosis múltiple hace de las suyas a escondidas y si vuestro neurólogo os ha aconsejado un tratamiento, es para combatir la enfermedad lo antes posible y evitar males mayores.

Y aunque muchas veces nos resulte difícil, tenemos que ser constantes con las tomas, las inyecciones, etc. porque un tratamiento mal puesto no sirve de nada. Con respecto a este tema, os recomiendo echar un vistazo a la entrada de #somosem “El cansancio de la medicación”.

Probablemente sea porque a partir del brote sólo puedes ir a mejor, pero la recuperación va por buen camino.

Y en próximas entradas, os hablaré de mi nuevo tratamiento…

6 pensamientos en “Un mes sin tratamiento

  1. Chefi

    Hola Lidia, me alegro que estés recuperada ya,casi, de tus secuelas, el cuerpo tarda en regenerarse y, cuantos más años tengas, más tarda. Seguro que el nuevo tratamiento te hará más efecto. No hay que tener pereza a ponérselos, el caso es tenerlos. Hay tres ensayos con nuevos tratamientos que, aunque tarden, van a salir. No se puede perder la esperanza. Y a nos contarás cuando empieces como te va. Un abrazo.

    Responder
    1. admin Autor

      Hola Chefi,

      Espero el nuevo tratamiento con una mezcla de ilusión y miedo, igual que ante cualquier cambio. Y tienes toda la razón, si tienes disponible un tratamiento, tienes que ponerlo y dejar la pereza a un lado.

      Hace poco se aprobó un tratamiento nuevo y hay más en camino. Espero que tengas suerte y que alguno sirva para ti.

      Muchas gracias por tu comentario,

      ¡Un beso!

      Responder
  2. CleoLagos

    Cuánto me alegro de que vayas mejor mi niña 🙂
    A recuperarte del todo y a ver que nueva medicación te dan.
    Un besazo muy grande (y mil gracias por la mención :), Cleo

    Responder
    1. admin Autor

      ¡Gracias a ti por comentar!

      En breves empiezo la nueva medicación, ya os contaré cuando tenga más datos…

      ¡Un abrazo!

      Responder
  3. juana

    Hola me alegro de que te recuperes, yo estoy tomando Gylenia y me va bien, desde diciembre ningún brote, contra el cansancio mucha motivación porque tengo una niña de 4 años y no queda otra.

    Responder
    1. admin Autor

      Hola,

      Me alegro de que te funcione Gilenya, y deseo que te vaya genial con tu niña. Enhorabuena y como bien dices, hay que aguantar, no queda otra.

      Un abrazo y gracias por tu comentario 🙂

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *